Go to Top

DEPARTAMENTO DE OPTOMETRÍA

El servicio clínico que ofrecemos en óptica Varela parte de dos pilares fundamentales, la mejor formación de nuestros ópticos-optometristas que conocen las últimas técnicas y protocolos mas avanzados gracias a la formación continua, y segundo ofrecer la mejor solución o manejo del problema.

En la clínica de nuestro centro disponemos de la última tecnología en aparatos diagnósticos como Retinógrafo (fotografia digital de la retina), tonómetros de aire (medida de la tensión ocular), biomicrocopios con captura de imagen, topógrafo corneal para el diagnóstico y adaptaciones especiales de lentes de contacto, etc. en definitiva la mejor tecnología para el diagnóstico, seguimiento, prevención y tratamiento de los diferentes problemas visuales.

Creemos firmente en que la prevención es fudamental para una correcta salud visual a largo plazo, ofrecemos dentro del servicio de optometría las suientes especialidases:

Atención visual primaria y salud ocular

Proveemos los estándares más avanzados de cuidados visuales a toda la familia, con un servicio muy personalizado. Nuestra misión es la educación, prevención y la detección temprana de condiciones oculares en todas las edades.

El examen preventivo de la visión requiere la realización de una serie de pruebas que requieren protocolos de actuación y entrenamiento que los especialistas de Óptica Varela han sido entrenados para ello. El examen se hace de una forma fluida sin incomodidades para el paciente y al finalizar se hará un repaso educativo del estado visual del paciente.

Lentes de contacto:

Son un gran recurso para compensar su graduación: proporcionan mayor calidad de visión, más campo visual y son idóneas para la práctica de cualquier deporte y su uso en todas las edades. Además, a veces son la única solución ante irregulares corneales (queratocono, postcirugía). Realizamos todo tipo de adaptaciones especiales destacando las lentes de reducción nocturna de la miopía (ortokeratología) y adaptación de lentes de contacto para la presbicia.

Visión infantil:

Proporcionar buena visión y salud ocular a los niños es primordial. Durante los primeros años de vida, el cerebro aprende a ver con las imágenes que nuestros ojos recogen del entorno. Si esas imágenes no son nítidas o los ojos no trabajan de forma coordinada, pueden aparecer y consolidarse condiciones muy limitantes para el rendimiento escolar y la visión adulta, como el estrabismo o la ambliopía (ojo vago).

Las revisiones del pediatra no son suficientes. Desde los 6 meses de edad, un especialista en visión infantil debe valorar el estado refractivo (graduación), la binocularidad (trabajo coordinado de los dos ojos) y la salud ocular del niño para prevenir condiciones o mejorar capacidades que solo pueden tratarse de forma efectiva en los primeros 5-6 años de vida.

La mayoría de los niños españoles llegan a una edad más avanzada sin haber tenido una primera revisión. Consulte nuestras recomendaciones.

Visión de la Tercera edad y Baja visión:

El aumento de la esperanza de vida hace más frecuente la aparición de condiciones asociadas al envejecimiento. Algunas de éstas pueden ser muy incapacitantes si no se detectan a tiempo y se establece una serie de controles médicos y oculares.

Ciertas condiciones oculares pueden producir discapacidad visual para el funcionamiento normal del paciente. La autonomía personal, la movilidad y su capacidad visual para la lectura, escritura y otras actividades habituales pueden mejorarse con un buen diagnóstico y la incorporación de ayudas visuales más allá de las gafas y lupas.

La baja visión puede caracterizarse por una baja agudeza visual, la dificultad en la adaptación a diferentes ambientes lumínicos, pérdidas de campo visual o de sensibilidad al contraste, visión distorsionada o “a parches”, etc. pero existe un resto visual útil que puede ser utilizado eficazmente para el desempeño de tareas normales.

Patología ocular:

En los ojos pueden darse multitud de condiciones que ponen en riesgo la salud visual, desde complicaciones leves de fácil solución a otras más comprometedoras. Además los ojos son una buena ventana para la detección de ciertas enfermedades sistémicas.

El aumento de la esperanza de vida conlleva una mayor incidencia de enfermedades asociadas al envejecimiento como la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE). Esta condición afecta a la visión central pudiendo llegar a incapacitar en su día a día, a quienes la sufren. A día de hoy se destinan muchos recursos a la investigación de sus efectos y posibles tratamientos, resultando imprescindible la identificación precoz de sus signos. En ÓPTICA VARELA contamos con protocolos específicos orientados a esa detección. Consúltenos para realizar un estudio personalizado con consejos de prevención, estudio de la función macular, fotografía digital de fondo de ojo, etc. para su diagnóstico y/o tratamiento adecuados.

Neuro-optometría:

Hay que tener siempre presente que hay enfermedades neurológicas donde su primera manifestación se sitúa en el sistema visual, detectarlas, manejarlas y ofrecer soluciones es nuestra misión.

Los accidentes cerebrales de origen vascular, traumático o de otra índole pueden acompañarse de visión doble, pérdidas de campo visual, alteraciones del procesamiento visual, etc. Todos estos problemas pueden mejorarse con la ayuda de lentes, prismas y/o rehabilitación visual.